La quínoa (Chenopodium quinoa) es un pseudocereal muy popular en el último tiempo y que posee muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, por lo que debemos incorporarla idealmente en nuestra alimentación.

Es conocido nutricionalmente por su contenido de carbohidratos complejos, lo que le confiere su propiedad de bajo índice glicémico, posee fibra dietética, proteínas de alto valor biológico (al contener 20 aminoácidos, incluidos los diez esenciales), vitaminas (tiamina, riboflavina, niacina y vitamina E) y minerales (magnesio, potasio, zinc y manganeso) todos necesarios para mantener unos huesos sanos y fuertes. También contiene hierro, indispensable para prevenir problemas de anemia. Es rica en fitoesteroles y ácidos grasos omega 3 y 6. Todo ello convierte a la proteína contenida en la quínoa en la más completa de todos los cereales, lo que le permite competir con la proteína animal procedente de carne, leche y huevo. En comparación con el resto de cereales, la quinua tiene un menor nivel de grasa y un nulo contenido en colesterol (1).

Su consumo también se recomienda entre mujeres embarazadas gracias a la presencia de vitamina B9 (ácido fólico) que contribuye al buen desarrollo del feto.

Beneficios que nos proporciona el consumo de Quínoa(2):

  • Es una fuente natural de Fibra dietética
  • Su bajo índice glicémico, proporciona un efecto saciante
  • Favorece el control del peso
  • Contribuye a la normalización del metabolismo de los carbohidratos
  • Potencia el tránsito intestinal
  • No posee gluten, por lo que puede ser consumido por celiacos

Diferentes estudios relacionados con el consumo de quínoa en personas prediabéticas, dieron como resultado un correcto control glicémico, por lo que incluir este pseudocereal en nuestra alimentación contribuiría considerablemente en el manejo de los niveles de azúcares en sangre. Otros estudios sugirieron que la quínoa indujo un menor deseo de comer y una mayor sensación de saciedad después del consumo de diferentes productos con quínoa(3).

Por lo anteriormente señalado tanto personas diabéticas como aquellas que padecen de resistencia a la insulina  deberían incluirlo en su alimentación para contribuir con el control glicémico y no podemos dejar de mencionar que todas las personas de igual manera lo pueden incluir en su alimentación para disfrutar de los beneficios que nos proporciona de forma natural este producto.

La quinoa debe constituir una opción útil en la nutrición de las personas en general, y de forma particular, en el paciente con diabetes. Su consumo tiene un efecto benéfico sobre los diversos factores de riesgo que facilitan el desarrollo de esta patología y las enfermedades vasculares.

Puedes revisar las variedades de quínoa que tenemos en nuestra página web, tanto para cocinar como en preparaciones que la contengan como galletas, barritas energéticas, entre otras.

Fuentes:

(1) Nowak V, Du J, Charrondière UR. Assessment of the nutritional composition of quinoa (Chenopodium quinoa Willd.). Food Chem 2016;193:47-54.  [Link]

(2) Stikic R, Glamoclija D, Demin M, Vucelic-Radovic B, Jovanovic Z, Milojkovic-Opsenica D, et al. Agronomical and nutritional evaluation of quinoa seeds (Chenopodium quinoa Willd.) as an ingredient in bread formulations. J Cereal Sci 2012;55(2):132-8. [Link]

(3) Jenkins DJA, Kendall CWC, McKeown-Eyssen G, Josse RG, Silverberg J, Booth GL, et al. Effect of a low-glycemic index or a high-cereal fiber diet on type 2 diabetes: A randomized trial. JAMA 2008;300(23):2742-53. [Link]

Deja un comentario