Vida Sana y Alimentación Saludable

Galletas saludables ¿Cuáles elegir?

El gran incremento de la obesidad infantil y adolescente a nivel mundial de las últimas décadas, ha traído consigo el desarrollo de complicaciones a edades cada vez más tempranas, tanto médicas como psicológicas.

Dicha obesidad, como se ha mencionado anteriormente, está condicionada por múltiples factores, dentro de los que destacan el sedentarismo y la alimentación inadecuada. Éstos se asocian a la aparición de enfermedades crónicas no transmisible, como la diabetes, hipertensión, enfermedad cardiovascular, algunos tipos de cáncer, entre otros. Sin embargo, son factores de riesgo modificables, por lo que es de suma importancia realizar intervenciones y cambios en los hábitos de vida a temprana edad, para evitar las consecuencias en etapas posteriores.

Estudios realizados en escolares, han revelado un alto consumo de alimentos procesados tipo “snacks” ricos en azúcar, grasas y sal. Dichos alimentos con azúcar añadida representan un motivo de especial preocupación, ya que se reporta que el consumo de azúcar (sacarosa) en adolescentes alcanza 20% de las calorías totales. Literatura reciente indica que las intervenciones nutricionales realizadas en las escuelas tienen un efecto positivo al disminuir el consumo de snacks y bebidas azucaradas en escolares, incremento del consumo de verduras, snacks saludables, fruta, jugos de fruta y agua (1).

Si bien la recomendación es preferir alimentos en su estado natural, tales como frutas y verduras, las galletas o snacks elaborados a partir de cereales inflados y/o que poseen ingredientes de alta calidad nutricional, constituyen una buena opción para ser consumidos como colaciones de manera ocasional.
En el último tiempo se han comercializado una gran variedad de galletas, apuntando a cumplir con la normativa nacional vigente y un público diverso. En revisiones anteriores se ha hablado de los beneficios para la salud de algunos alimentos como las legumbres, la quínoa, la avena y de semillas como la chía y la linaza, por lo que a través del consumo de galletas que los contengan como ingredientes, también pueden ser aprovechadas las propiedades de cada uno.

El amaranto es un pseudocereal ampliamente utilizado en la elaboración de productos alimenticios en el último tiempo, debido a que es gran fuente de aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales. Estudios recientes muestran que el grano de amaranto posee potenciales beneficios para la salud, debido a que contiene compuestos antioxidantes y antinflamatorios que protegen a las células y tejidos contra daños y enfermedades, tales como la enfermedad cardiovascular, diabetes y obesidad (2)(3). Es por esto que el consumo de amaranto y sus derivados tiene potenciales efectos positivos para preservar la salud.
Por lo tanto, a la hora de elegir una colación o snack que sea saludable y a la vez fácil de transportar, se puede recurrir a productos naturales como frutas y verduras en trozos, semillas o frutos secos, o alimentos que deriven de ellos, como chips deshidratados o galletas de granos/cereales inflados/semillas sin azúcar añadida.

Referencias:

  • 1.- Ratner R, et al. Impacto de una intervención en alimentación y nutrición en escolares. Rev. chil. pediatr. 2013; 84(6): 634-640. Disponible en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062013000600006&lng=es. http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062013000600006.
  • 2.- Tang G & Tsao R. Phytochemicals in quinoa and amaranth grains and their antioxidant, antiinflammatory, and potential health beneficial effects: a review. Mol Nutr Food Res. 2017;61(7). Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28239982
  • 3.- Coelho L, et al. Emerging opportunities in exploring the nutritional/functional value of amaranth. Food Funct. 2018; 9(11):5499-5512. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30307006

Deja un comentario